Espectroscopia por Resonancia Magnética (ERM)


La Espectroscopia por Resonancia Magnética (ERM) es un procedimiento neurodiagnóstico que está relacionado con el más conocido procedimiento Imagen por Resonancia Magnética (IRM). Al igual que la IRM, la ERM utiliza un campo magnético, radiofrecuencias variables y un receptor que captura señales de los protones de hidrógeno. Al contrario que el IRM, la ERM utiliza esta información para determinar las propiedades bioquímicas de los tejidos y las concentraciones de metabolitos. Los patrones y las concentraciones de los compuestos identificados pueden utilizarse para buscar el causante de las convulsiones y los espasmos infantiles. Es una herramienta muy útil en la identificación de varios trastornos mitocondriales y trastornos neurodegenerativos. Además, la ERM se usa para determinar la presencia, el tipo y la agresividad de los tumores. Algunos ejemplos de metabolitos identificados por la ERM incluyen: el N-acetyl aspartato, la creatina, el myoinositol, la colina y la lactosa. La ERM normalmente se hace al mismo tiempo que una IRM típica y se utiliza la misma máquina. Este procedimiento no es invasivo y es un reconocimiento más o menos directo que dura de 10 a 20 minutos.


Descargo de Responsabilidad:

A pesar de los esfuerzos por mantener una página web perfectamente actualizada, le aconsejamos poner especial atención al interpretar la información aquí recogida. Este sitio web no puede sustituir los consejos ni la atención de un neurólogo pediátrico. Por favor, consulte los términos de uso.


English | Español