magnetoencefalografía (MEG)


La magnetoencefalografía (MEG) es una técnica no invasiva que genera mapas funcionales de la actividad cerebral que se utiliza para planear una intervención quirúrgica en el tratamiento de la epilepsia. Los conjuntos de células que generan las crisis epilépticas tienen actividad eléctrica anormal que se denomina picos (o en términos más generales, descargas epileptiformes), los cuales se observan con electroencefalografía (EEG). ). Estas descargas eléctricas anormales también generan pequeños campos magnéticos que pueden identificarse por la MEG. En algunos casos, las células anormales del cerebro y la actividad asociada a ellas, igualmente anormal, pueden ser mejor identificadas con la MEG en comparación con la EEG. De este modo, la MEG provee una información que complementa la aportada por la EEG. La MEG también puede identificar los campos magnéticos con un escáner especializado que se coloca en una sala específica y está protegida de los campos magnéticos externos. La MEG puede utilizarse con la Imagen por Resonancia Magnética (IRM) para generar imágenes de fuente magnética (MSI). Los datos que se graban con la MEG se superponen sobre la imagen del cerebro que se consigue de la IRM para marcar las fuentes magnéticas. Por lo tanto, la MSI presenta tanto las características anatómicas como las características funcionales del cerebro.

Las imágenes inferiores muestran anormalidades electromagnéticas en el lóbulo temporal superior izquierdo.

MEG

Se ve un escáner de MEG en la imagen inferior:

MEG2

Estas imágenes son propiedad del Departamento de Radiología de la Universidad de California, San Diego y se usan con permiso.


Descargo de Responsabilidad:

A pesar de los esfuerzos por mantener una página web perfectamente actualizada, le aconsejamos poner especial atención al interpretar la información aquí recogida. Este sitio web no puede sustituir los consejos ni la atención de un neurólogo pediátrico. Por favor, consulte los términos de uso.


English | Español