Síndrome de West

  • Print

Los términos “síndrome de West” y “espasmos infantiles” suelen utilizarse indistintamente, aunque en realidad son distintos. Los espasmos infantiles se refieren a un tipo de convulsión o epilepsia mientras que el síndrome de West indica una combinación de síntomas, incluyendo:

  1. Espasmos infantiles
  2. Hipsarritmia (Un patrón caótico en la EEG, típico de los espasmos infantiles)
  3. Deficiencias del desarrollo neurológico/retraso mental

El síndrome de West debe su nombre al Doctor James West quien publicó la primera descripción de los espasmos infantiles en 1841 tras haber observado el trastorno en su hijo. En general, el término “espasmos infantiles” se prefiere al término “síndrome de West” porque hay muchos niños que no llegan a cumplir los requisitos para el síndrome de West, pero todavía requieren un tratamiento urgente y agresivo. Además, un objetivo clave en el tratamiento de los espasmos infantiles es detener las convulsiones lo antes posible para que las deficiencias del desarrollo neurológico nunca puedan aparecer. Asimismo, algunos niños nunca presentan la hipsarritmia lo cual es una buena señal aunque no se ha confirmado definitivamente.


Descargo de Responsabilidad:

A pesar de los esfuerzos por mantener una página web perfectamente actualizada, le aconsejamos poner especial atención al interpretar la información aquí recogida. Este sitio web no puede sustituir los consejos ni la atención de un neurólogo pediátrico. Por favor, consulte los términos de uso.


English | Español