Vigabatrina


Resumen Breve:

Hay pruebas científicas que respaldan el uso de la vigabatrina (Sabril®) para el tratamiento de los espasmos infantiles. Se considera como terapia de primera elección especialmente para los pacientes que sufren un trastorno llamado complejo de esclerosis tuberosa (CET). La vigabatrina es un potente inhibidor que impide que la enzima elimine el principal neurotransmisor inhibitorio en el cerebro (GABA) aunque esto no explique completamente su función en el tratamiento de los espasmos infantiles. Además, a pesar de que la vigabatrina se ha estado utilizando de forma habitual durante más de una década, no fue aprobada por la FDA hasta 2009 por lo referido a la pérdida de visión y los desafíos financieros y de marketing que conllevaba. (Por favor, vea abajo para obtener más información.) Normalmente, este medicamento suele distribuirse en polvo que puede mezclarse con líquidos y suele ingerirse dos veces al día.

Dosis:

La dosis típica oscila entre 50 a 200 mg/kg/día. Este medicamento se administra habitualmente dos veces al día. La duración de los ciclos de tratamiento varia mucho entre los pacientes y los médicos, pero normalmente se prolonga varios meses.

Effectos Secundarios:

La vigabatrina está relacionada con la toxicidad en la retina y puede derivar en una pérdida irreversible de la visión periférica. No causa la pérdida completa de la visión. Este efecto secundario es más común entre los niños mayores y en adultos que toman el medicamento y afecta a casi un tercio de los pacientes; sin embargo, parece que es bastante raro en los infantes que reciben los ciclos típicos de tratamiento para los espasmos infantiles. En Estados Unidos, su prescripción se ha acompañado de exámenes periódicos de la vista realizados por un oftalmólogo cada 3 meses mientras se recibe la terapia. También la vigabatrina se ha relacionado con cambios asintomáticos en las señales de las RM (resonancia magnética) que afectan al tronco encefálico y otras estructuras. Estos cambios de señal desaparecerán a partir de la suspensión del tratamiento. Sin embargo, en raras ocasiones, estos cambios están relacionados con síntomas graves pero reversibles como la dificultad respiratoria, alteración de la consciencia y trastornos del movimiento entre otra variedad de síntomas relacionados con la disfunción del tronco encefálico. Asimismo, la vigabatrina suele tolerarse bien y en la mayoría de las ocasiones no hay ningún efecto secundario. A pesar de la posibilidad de padecer efectos secundarios graves, sus beneficios superan los riesgos. Se debe discutir ampliamente los riesgos y beneficios del tratamiento con el médico que prescribe antes de comenzar el tratamiento.


Descargo de Responsabilidad:

Este medicamento solo puede administrarse bajo la supervisión directa de un médico.

A pesar de los esfuerzos por mantener una página web perfectamente actualizada, le aconsejamos poner especial atención al interpretar la información aquí recogida. Este sitio web no puede sustituir los consejos ni la atención de un neurólogo pediátrico. Por favor, consulte los términos de uso.


English | Español